From planimetric to holographic.

Horizonte de sucesos, unidades de información, energía, materia,
dimensiones, ilusión, gravedad, etc… Todas estas palabras, estos
conceptos los manejamos en el proceso del proyecto con la misma
naturalidad como distribución, compartimentación, materialidad,
estructura, circulación, etc… porque pertenecen a la misma naturaleza
de pensamiento: Aquella que explica fenómenos físicos, en nuestro caso
experimentaciones de lo construido a partir de campos intelectuales de
orden abstracto.

¿No es acaso un plano un código impreso en dos dimensiones?
¿Cuándo empezamos a concretar con nuestro horizonte de sucesos?
Si nuestro mundo es bidimensional carente de gravedad, los planos lo
son ¿Cuándo empieza aparecer lo Holográfico?, ¿Cuáles son nuestras
unidades de información que hacen posible la aparición de una
experiencia espacial?

Trabajamos para definir aquellas unidades de información –se me
ocurren todas aquellas relacionadas con el movimiento, tanto de
personas como de energía o gravedad- que al interactuar en nuestro
horizonte de sucesos que es aquel en donde toda la complejidad
se encuentra y es en ese momento cuando empieza a proyectar su
contenido como un holograma lo hace cuando la luz incide sobre él.
El entender nuestro proceso creativo como explica el universo la física
nos puede ayudar a profundizar y sobre todo a investigar sobre aquellos
agentes –unidades de información– que al introducir el movimiento en
un mundo bidimensional lo trasforman en tantos universos paralelos
–dimensiones– como seamos capaces de insertar y resolver las
complejidades arquitectónicas.

BLOW UP BLOW UP BLOW UP 1112